¿Por qué las empresas necesitan hackers éticos?

A pesar del aura romántica que han dado a los hackers series como Mr. Robot, lo más habitual cuando oímos la palabra hacker es que nos pongamos en alerta, cojamos el móvil con más fuerza, intentemos recordar dónde dejamos el post-it con las contraseñas que más usamos, y pensemos en que, esta vez en serio, tenemos que actualizar el antivirus. Si además tenemos una empresa, esta palabra puede llegar a ponernos la piel de gallina.

Pero no todas las connotaciones deberían ser negativas, ya que no todos los hackers se dedican actividades delictivas o, como mínimo, maliciosas o perjudiciales para otros usuarios o empresas. De hecho, los hackers éticos son una profesión en auge, cada vez más demandada por las empresas.

Un hacker ético es una persona que utiliza sus avanzados conocimientos informáticos para ayudar, es decir, detectando y reparando vulnerabilidades en los sistemas o fallos en las redes que pueden dejar expuesta la empresa a un ataque. Son personas que han decidido utilizar sus habilidades de forma positiva, como reto personal o como profesión. En cambio, una persona que utiliza esos conocimientos con fines fraudulentos o maliciosos se denominaría un cracker.  

Con el incremento de los ciberataques, cada vez es más necesario acudir a especialistas con elevados conocimientos informáticos que ayude a las empresas a protegerse, especialmente aquellas que manejan información sensible, como datos personales o financieros de los usuarios, o aquellas para las que su información digital sea un activo irreemplazable o de muy alto valor, como patentes o fórmulas industriales. Aunque, de hecho, cualquier empresa es susceptible de un ataque y la consiguiente pérdida de datos, por lo que los hackers éticos cada vez son demandados por más sectores y empresas de cualquier tamaño que no quieren exponerse a un problema con su información.

¿Cómo nos puede ayudar un hacker ético?

  • Podemos subcontratarlo para que realice las tareas de seguridad que necesitemos, o bien para que forme a nuestro personal interno.
  • «Ataca» de forma controlada nuestro sistema, para detectar vulnerabilidades y repararlas.
  • Implementa y/o gestiona las medidas preventivas adecuadas para evitar infracciones de seguridad, protegiendo la información de la empresa y los datos de los usuarios.
  • Contribuye a crear conciencia de seguridad en todos los niveles de una empresa.

Para muchas empresas, el hecho de contar con un hacker ético es una garantía de seguridad para su información y sus datos. Y, con el auge del cibercrimen, tanto en cifras de ataques como en la gravedad de estos, cada vez será más necesario.  

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Artículos relacionados

WhatsApp chat